Arritmia

Una arritmia es un trastorno de la frecuencia cardíaca o del ritmo cardíaco. Si el corazón late demasiado rápido se denomina taquicardia, si por el contrario late demasiado lento se denomina bradicardia. También se considera arritmia cuando el corazón late de manera irregular.

Una arritmia puede no causar daño. Pero también puede ser una señal de otros problemas cardíacos e incluso un peligro inmediato para su salud.

Nuestro corazón es el encargado de bombear la sangre a los pulmones. Tras pasar por estos y oxigenarse vuelve para ser bombeada de nuevo a todos los rincones de nuestro cuerpo. Estos movimientos de bombeo que realiza nuestro corazón vienen provocados y se coordinan gracias a  un sistema eléctrico que garantiza estas compresiones de manera ordenada.

Un impulso eléctrico recorre el corazón activando la contracción de los músculos cardiacos necesarios para que la sangre pase de las aurículas a los ventrículos y de los ventrículos sea bombeada a pulmones y resto del cuerpo. Cuando están trabajando bien, las cuatro cámaras del corazón se contraen (comprimen) de una forma ordenada

Las arritmias son causadas por problemas con el sistema de conducción eléctrica del corazón. Dependiendo de la alteración en este sistema los latidos pueden resultar anormales pero de diferentes maneras, provocando diferentes tipos de arritmias. Las arritmias más comunes son la fibrilación o aleteo auricular, la taquicardia por reentrada en el nódulo auriculoventricular o el bloqueo cardíaco o auriculoventricular.

Las arritmias también pueden ser causadas por algunas sustancias o medicamentos, como:

  • Alcohol, cafeína o drogas estimulantes.
  • Medicamentos para el corazón o la presión arterial.
  • Drogas que simulan la actividad del sistema nervioso.
  • Medicamentos utilizados para la depresión o la psicosis.
  • Tabaco.

Causas que pueden provocar latidos cardíacos anormales:

  • Niveles anormales de potasio u otras sustancias en el cuerpo.
  • Ataque al corazón o daño al miocardio por un ataque al corazón pasado.
  • Cardiopatía congénita (que está presente al nacer).
  • Insuficiencia cardíaca o un agrandamiento del corazón.
  • Hipertiroidismo.

Las arritmias pueden no dar problemas pero también pueden ser muy peligrosas en los deportistas, tanto amateurs como profesionales. ¡Un evento cardioprotegido garantiza los medios para una correcta actuación frente a posibles accidentes cardiovasculares de los participantes!

¡Cardioprotege tu evento!

Ponte en contacto con nosotros para obtener información sobre deporte cardioprotegido en eventos deportivos.

SUBIR