Muerte súbita

La Fundación Española del Corazón (FEC) define la muerte súbita como “aparición repentina e inesperada de una parada cardíaca en una persona que aparentemente se encuentra sana y en buen estado”. Por tanto, un deportista que en plena sesión de ejercicio sufre una muerte súbita encaja en este perfil, ya que se presupone que se encuentra bien a nivel de salud.

Muerte súbita en el deporte

El deporte es un factor de prevención de riesgos cardíacos debido a los beneficios que genera en el corazón y en el conjunto del organismo. Para reforzar estos efectos positivos los deportistas deben asumir un compromiso con su salud y prevenir riesgos cardíacos. La muerte súbita es una amenaza en el ámbito del deporte ante la cual se debe estar preparado para reaccionar apropiadamente.

La Fundación Española del Corazón (FEC) define la muerte súbita como “aparición repentina e inesperada de una parada cardíaca en una persona que aparentemente se encuentra sana y en buen estado”. Por tanto, un deportista que en plena sesión de ejercicio sufre una muerte súbita encaja en este perfil, ya que se presupone que se encuentra bien a nivel de salud.

Según los datos de la FEC, en España fallecen anualmente unas 127 personas a causa de la muerte súbita tanto en la actividad deportiva como en la hora posterior. Los síntomas de estos paros cardíacos repentinos no son fáciles de apreciar, lo cual acelera el proceso por el que el afectado pierde la conciencia, su corazón deja de irrigar el organismo y eleva el riesgo de fallecimiento.

Una de las claves de la muerte súbita deportiva se relaciona con la edad de los afectados. Es a partir de los 35 años de edad cuando se multiplican los peligros. La pertenencia a los grupos de riesgo cardíaco eleva los riesgos de problemas cardíacos.

Los resultados reflejan la importancia de acudir a revisiones médicas regulares, sobre todo en los mayores de 35. Los electrocardiogramas y las pruebas de esfuerzo son los sistemas más eficaces para conocer cómo está el corazón y a qué exigencia se le puede someter.

Please fill all widget/element settings!

Factores de riesgo de muerte súbita

  • Hipertensión
  • Diabetes
  • Tabaquismo
  • Sedentarismo
  • Sobrepeso
  • Cardiopatías previas

Síntomas de muerte súbita

Apenas el 15 % de los casos presenta síntomas en la hora anterior.

  • Desmayos
  • Piel azulada
  • Arritmias

A partir de los 35 años de edad cuando se multiplican los peligros. La pertenencia a los grupos de riesgo cardíaco eleva los riesgos de problemas cardíacos.

Deportistas MENORES de 35 años

La tasa de muerte súbita en el deporte es cercana a 1/200.000 casos y tienen conexión con las cardiopatías congénitas. Estos defectos de nacimiento en el corazón propician estos sucesos y rara vez tienen que ver con problemas isquémicos, que limitan la circulación.

Deportistas MAYORES de 35 años

Su riesgo de muerte súbita se multiplica hasta por 11 y llega a 1/18.000 casos anuales. En este caso son las razones isquémicas las más frecuentes en forma de bloqueos arteriales provocados por una mayor exposición a amenazas como el colesterol o la ateroesclerosis y relacionadas con una mayor edad.

La muerte súbita no debe frenar a la realización de prácticas deportivas. El sedentarismo ocasiona cada año unos 52.000 fallecimientos en España, el 13,4 % de las defunciones anuales, a razón de 150 cada día.

Las muertes en el mundo del deporte cuentan una repercusión mediática mucho mayor que las víctimas del sedentarismo, pero no por ello hay que olvidar que los deportistas están dando salud a su corazón, especialmente si se encuentran cardioprotegidos y bajo supervisión médica.

¡Cardioprotege tu evento!

Ponte en contacto con nosotros para obtener información sobre deporte cardioprotegido en eventos deportivos.

SUBIR