Paro cardíaco

Un paro cardíaco significa que el corazón no puede desarrollar su actividad habitual, que no es otra que enviar sangre a los órganos para que estos funcionen con normalidad.

Los 30.000 paros cardíacos fuera del ámbito hospitalario que se registran anualmente en España reflejan la importancia de prevenir y reaccionar ante estos problemas cardiovasculares. Una de las principales recomendaciones de los sanitarios es mantener una vida deportiva, ya que el deporte es un importante factor preventivo.

La ausencia de deporte y el sedentarismo fomentan riesgos cardíacos en forma de trombos y ateroesclerosis, esto es, que en las arterias se formen coágulos de sustancias como el colesterol y que la circulación se vea afectada por estos obstáculos.

Cuando se produce esta disfunción el corazón cesa su actividad y se produce el paro cardíaco. Como la sangre no alimenta a las células del organismo, rápidamente se produce una necrosis en los órganos y se agrava el peligro. La pérdida de consciencia significa que es imprescindible intervenir con maniobras RCP y un desfibrilador para intentar salvar una vida.

Factores de riesgo

  • Sedentarismo: la inactividad y el sobrepeso propician la ateroesclerosis.
  • Alcoholismo y tabaquismo: resienten la salud de las arterias.
  • Hipertensión: un elevado ritmo cardíaco desgasta los vasos sanguíneos y el corazón.
  • Diabetes y colesterol: las grasas limitan un buen funcionamiento cardiovascular.

Síntomas del paro cardíaco

  • Dolores (durante varios minutos): en la zona central o izquierda del pecho, presiones en el pecho, los hombros, el cuello o los brazos.
  • Malestar: vahídos, debilidad, mareos, indigestiones.
  • Cansancio: fatiga, excesiva sudoración, sudores fríos.
  • Arritmias: pulso cardíaco irregular.

Reacción ante un paro cardíaco:
CADENA DE SUPERVIVENCIA

  • 1.- Llamada a emergencias: solicitar
    una ambulancia en el 112.
  • 2.- RCP: maniobras de reanimación cardiopulmonar y
    solicitar un desfibrilador.
  • 3.- Desfibrilador: en caso de presencia de desfibrilador, aplicarlo sin detener RCP.
  • 4.- Llegada de emergencias: intervención del personal sanitario.

el número de corredores y de carreras populares está aumentando de manera espectacular los últimos años. Desgraciadamente están aumentando también el número de paros cardiacos en este tipo de carreras.

¡Un evento cardioprotegido garantiza los medios para una correcta actuación frente a posibles accidentes cardiovasculares de los participantes!

¡Cardioprotege tu evento!

Ponte en contacto con nosotros para obtener información sobre deporte cardioprotegido en eventos deportivos.

SUBIR